Gobierno Nacional y economistas se debaten argumentos sobre aumento salarial

El pasado 31 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro anunció un aumento de 40% en el salario mínimo y en el ticket de alimentación, que ya se encuentra en la Gaceta Oficial Nº 6.354.

Mientras que el sueldo pasó de Bs. 177.507 a Bs. 248.510, el bono de alimentación aumentó de Bs. 279 mil a Bs. 549 mil bolívares.

Desde enero hasta el 31 de diciembre de 2017, el salario mínimo base de los trabajadores de la administración pública y del sector privado pasó de Bs. 40.638,15 a 248.510 bolívares. Esta vez sería el sexto aumento en todo el 2017.

Por otro lado, el bono de alimentación pasó de Bs. 63.720 a 549.000 bolívares, siendo esta última vez cancelado a través de talonarios, luego de que en el mes de mayo se exigiera a los patronos cancelar el bono únicamente en efectivo o depósito.

Este último aumento generó reacciones entre especialistas y voceros oficiales del Gobierno Nacional. Los mismos argumentos de por qué aprobar o rechazar la medida se dieron a conocer en los días siguientes.

Aumento no cura la enfermedad

Algunos especialistas explicaron a través de sus redes sociales cuáles son las consecuencias del aumento salarial y qué medidas previas debieron tomarse, tanto en esta decisión como en los casos anteriores.

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, señaló que el aumento salarial “es un analgésico clave para el dolor” y que “no resuelve para nada la enfermedad que lo origina”.

“El incremento salarial es indispensable hoy y es absurdo oponerse. El problema es que sin aplicar un modelo de ajuste, abrir mercados, liberar cambio, estimular producción privada, obtener recurso frescos y rescatar confianza, será indispensable mañana, pasado y el día siguiente”, señaló en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el economista Jesús Casique manifestó que una de las soluciones que deben tomarse antes de un aumento salarial “prohibir que el BCV siga financiando el déficit creando dinero a todo vapor. Sólo frenarían la inflación”.

Sobre este órgano, apuntó que si el Banco Central financia el déficit, la consecuencia inmediata es la inflación.

Oficialismo defiende “protección” del pueblo

El economista y constituyente, Andrés Giussepe, recomendó al presidente Nicolás Maduro que, a través de la Constituyente, indexe cada aumento al salario de los trabajadores.

“Hay que indexar, que el presidente (Nicolás Maduro) a través de la Asamblea Nacional Constituyente haga un decreto que se exija que cada vez que suban los precios se indexe el salario mínimo de los trabajadores”, refirió.

El ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, afirmó que el aumento salarial protege la estabilidad económica de los venezolanos. Apuntó que “mientras otros eliminan pensiones, nosotros vamos hacia el 100% de población en edad beneficiada”.

Por otra parte, el titular de la cartera de Trabajo, Néstor Ovalles, sentenció que el aumento de 40% del salario mínimo integral no va a ocasionar un aumento en la inflación del país. A su juicio, “no hay relación entre la inflación y los aumentos salariales”.

La tarde de este miércoles, el vicepresidente del Área Económica, Wilmar Castro Soteldo, indicó que los órganos del Estado se encuentran listos para aplicar el aumento salarial.

“No podemos medir los resultados por la capacidad adquisitiva y la cantidad de productos que podemos adquirir (…) se pueden medir por la paz que hemos alcanzado (…) la victoria que hemos tenido en las elecciones de alcaldes y municipales”, señaló.

Fuente: Globovisión |Karisa López

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: