Nota | El pan de jamón: Cúmulo de sabores con sello exclusivo venezolano

El pan de jamón es, desde hace varias décadas, uno de los platos que conforman la tradición culinaria navideña de los venezolanos.

Desde un snack frecuente a partir de noviembre hasta el “impelable” de la cena de Nochebuena y Año Nuevo, el pan de jamón es una de las representaciones de las festividades criollas de la época que conforma junto a la hallaca, el pernil relleno y la ensalada de gallina el plato típico navideño.

Origen caraqueño

El pan de jamón inicialmente no tenía añadiduras, por lo que se llamaba “pan con jamón”. Nació en la esquina de Gradillas en 1905, en una panadería llamada “Ramella”.

Era elaborado con masa de pan sobado y se rellenaba con “jamón de coleto”, llamado así porque primero se remojaba en una preparaciónque incluía vinos, clavos, piñas, canela, papelón, entre otros. Luego se planchaba y se utilizaba en la receta.

Esta fue replicada por las panaderías de la competencia, que comenzaron a agregarle pasas y aceitunas. Más tarde, pasados los años 40, se utilizó el jamón de lonja y luego vinieron otras variaciones, como la masa de hojaldre, el jamón de pavo, el queso crema e, incluso, la preparación vegetariana.

“Una creación de comienzos del siglo XX que poco a poco se fue transformando en una costumbre navideña hasta hacerse imprescindible cada diciembre”, asegura Miro Popic, periodista y autor de El Libro de Pan de Jamón, el cual le tomó dos años escribir mientras investigaba el origen de este plato.

Popic afirma que, contrario a las costumbres gastronómicas venezolanas, que nacen en casa y luego se industrializan, con el pan de jamón sucedió lo contrario: Salió de hornos industriales y a partir de los 80 es que se empieza a hacer en los hogares.

Es así que el pan de jamón se convirtió en una tradición a lo largo de todo el país, teniendo cada región un ingrediente o costumbre típicoen su preparación. El plato recibe desde almendras y nueces hasta alcaparras.

Precios se han disparado en 2017

En diciembre de 2016, el pan de jamón más costoso podía llegar a los 10 mil bolívares. Este año no disminuye la barrera de los 100 mil bolívares, cifra que representa el billete de mayor denominación en la actualidad.

En algunas panaderías se encuentra en tres veces esta cantidad, mientras que el pan de jamón mediano cuesta un tercio menos de la versión más grande y el pequeño, para una sola persona y en forma de croissant, puede llegar a los 40 mil bolívares.

Esto ha generado que muchos locales panaderos hayan cesado las ventas en esta Navidad e, incluso, hayan prescindido de este producto, uno de los fuertes del sector en esta época.

Andy Acevedo, cocinero graduado en Artes Culinarias, explicó que el precio final del pan de jamón ha aumentado cerca del 1000% en comparación con el 2016, debido a los costos de los ingredientes.

Detalló que el kilogramo de jamón ahumado supera los 200 mil bolívares, mientras que el kilogramo de pasas se encuentra en 700 mil y el de aceitunas no baja de Bs. 800 mil.

El kilogramo de azúcar varía, pero el precio no es inferior a los Bs. 80 mil. La tocineta tiene un valor superior a los Bs. 100 mil y el kilogramo de harina de trigo ronda los 50 mil bolívares.

Fuente: Globovisión | Karisa López 

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: