Manchester regresa a su rutina entre fuertes medidas de seguridad

Manchester, en el norte de Inglaterra, recuperó este miércoles su actividad diaria entre fuertes medidas de seguridad y el estado de alerta, tras el atentado cometido el lunes en un estadio, cuando concluía un concierto lleno de jóvenes.

Patrullas de policía armada vigilan las calles y los ciudadanos siguen depositando velas y ramos de flores en la plaza Albert, en memoria de los 22 muertos, entre ellos niños, en un ataque suicida en el que otras 64 personas resultaron heridas.

El autor del atentado, perpetrado con un explosivo de fabricación casera, ha sido identificado como Salman Abedi, de 22 años, de origen libio y nacido en Manchester.

Tres hombres han sido detenidos hoy en el sur de la ciudad en relación con el ataque, que reivindicó el grupo yihadista Estado Islámico (EI), mientras que un cuarto, de 23 años, fue arrestado este martes y sigue siendo interrogado.

Según la cadena británica BBC, uno de los detenidos es hermano del terrorista.

La Policía considera que Abedi, que presuntamente acababa de volver de Libia cuando atentó en el Manchester Arena, podría haber contado con una red de apoyo, por lo que se ha elevado al máximo el nivel de alerta terrorista en el Reino Unido.

La policía de Manchester ha desplegado agentes en torno a la mezquita de Didsbury, en el sur de esta ciudad norteña, donde presuntamente acudía el terrorista suicida y algunos de sus familiares.

Fuente: GV con información EFE

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: