Estadísticas del Trastorno Autista aumentaron en un 700% en los últimos 20 años

Perciben el mundo de una forma diferente. Por separado cada parte de su entorno y no lo ve como un todo. Obsesión por el orden. Ciertas anomalías en el lenguaje. Rechazo del contacto físico. Apego inapropiado a objetos. Hiperactividad o hipoactividad. Incapacidad de interacción social. Ausencia de capacidad imaginativa. Ecolalia (repetición de palabras o frases). O falta de reconocimiento de los sentimientos de los demás. Son algunas de las características del Autismo, síndrome que hoy se conmemora a escala mundial y en nuestro país.

Por estas condiciones, merecen la oportunidad de una atención adecuada y temprana para que desarrollen sus potencialidades.

Los datos más recientes que maneja el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos revelan que a 1 de cada 68 niños es diagnosticado con algún tipo de Trastorno del Espectro Autista (TEA), cifra que refleja un aumento del 30 por ciento en los últimos tres años, mientras que en las últimas dos décadas el incremento es de 700 por ciento.

En el caso de Venezuela no existe un control exacto de las cifras de prevalencia de autismo. Aunque fundaciones de atención a la población con autismo ven incrementadas las referencias por parte de los docentes, neuropediatras y psicólogos, quienes reflejan:por cada 45 niños nacidos, uno presenta la condición en nuestro país.

El autismo es un trastorno de la persona caracterizado por un grave déficit de desarrollo. Con el paso de los años, la frecuencia de este trastorno aumenta llegando alrededor de los 60 casos por 10.000 personas.

La experta en Educación Especial Integral, María Lourdes Galán, aclara que la cifra no es oficial y recordó que desde el año 2010 los organismos encargados de realizar el registro estadístico y ofrecer cifras sobre discapacidad, no realizan ese trabajo. “La situación es lamentable porque sabemos que existe incremento de los casos, pero no hay respuesta para atenderlos”, dijo.

La misión que cumplen las organizaciones dedicadas al tema es dar a conocer que el diagnóstico temprano del autismo es la manera de garantizar una integración social casi total.

Las causas que originan este tipo de trastorno no se han podido determinar de modo concluyente, aunque existen diversas teorías que intentan darle un origen: psico-social y genético. El consenso profesional de especialistas en la materia ha determinado que hay factores medioambientales que están provocando ese aumento. La influencia de compuestos químicos y tóxicas presentes en el aire moderno, elementos nocivos que tendrían la capacidad de producir daños cerebrales en el cerebro de bebé mientras están el vientre materno.

 “Con las técnicas y estrategias necesarias para ellos, tienen muy buen pronóstico y pueden ir a una escuela regular y no a una especial, pero en aquellos niños que reciben atención tardía o con una terapia una vez a la semana o cada 15 días y sin que los padres reciban entrenamiento, será una condición que irá en aumento para convertirse en algo grave cuando llegan a la adultez, porque no desarrollan autodeterminación e independencia y llegan a convertirse en una carga para la familia y para la sociedad”.

El niño con autismo es como el mar, azul claro cuando está tranquilo y cuando oscurece es porque están irritados y vulnerables por los diferentes estímulos del ambiente, así explicó la especialista el porqué del color azul con el cual se conmemora esta fecha.

El incremento en la tasa del trastorno obliga en consecuencia a un mayor énfasis en el diagnóstico temprano, según explica la especialista, debido a que un abordaje oportuno permite atenuar la sintomatología y ofrece un pronóstico alentador para la familia.

Para quienes desconocen a fondo el tema, es vital entender que los trastornos característicos del autismo aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. En la mayoría de los casos estos síntomas aparecen en los primeros cinco años de vida. Todos los TEA comparten ciertas características en la alteración básica de comunicación, comprensión del lenguaje patrones repetitivos, conducta social, interés y alteración del juego imaginativo, mientras que otros pequeños catalogados como “muy tímidos” pueden pasar desapercibidos ante un ojo no experto.

La comunidad de familias con autismo del país necesita que tanto organizaciones públicas como privadas inviertan en políticas educativas dirigidas a esta población, recursos que lejos de incrementar han disminuido desde el año 2000.

En vista de la gran necesidad de atención y abordaje integral que existe actualmente nació hace un año la Fundación Psicoeducativa Fundapsied de Valencia, organización dirigida por la Magister en Educación Integral María Lourdes Galán, quien además es Analista Conductual y Master en Técnicas ABA y especialista en Psicomotricidad. La directora de Fundapsied además tiene una larga trayectoria al frente de la Asociación Venezolana para el Síndrome de Down (Avesid) en su capítulo para el estado Carabobo.

“En nuestras aulas los alumnos cuentan con un espacio en el que se respeta el desarrollo natural del niño atendiendo áreas cognitivas- lingüística, socioemocional y neuromotora para una mejor calidad de vida como ser individual y social” detalló Galán.

Fundapsied Valencia, recién cumplió su primer aniversario. Ofrece estrategias educativas, formación y seguimiento del proceso de inclusión escolar de niños TEA, terapias personalizadas, jornadas de diagnóstico del síndrome del espectro autista, así como talleres para padres, jornadas de capacitación para profesionales del área, además de consultoría y asesoría vía Skype.

Origen de la fecha

A lo largo de su historia, el Sistema de las Naciones Unidas ha promovido los derechos y el bienestar de los discapacitados, incluidos los niños con discapacidades de desarrollo.

En 2008, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad entró en vigor, reafirmando el principio fundamental de universalidad de los derechos humanos para todos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que sufren este trastorno.

¿Cómo se celebra?

En el Día de Concienciación sobre el Autismo se realizan multitud de actos y símbolos que contribuyen a aumentar la información de los Trastornos del Espectro del Autismo en el mundo.

Como cada año la Organización Mundial del Autismo (OMA) o World Autism Organization (WAO) emite un manifiesto sobre este día para que llegue a todos los lugares del planeta. Entre las iniciativas propuestas por esta organización con más fuerza es “Light It Up Blue”, que consiste en el uso del color azul como identificativo de este día. Por ello en este y cada año más gente se une a la iniciativa de vestir de azul al igual que lo hacen edificios emblemáticos como por ejemplo el Empire State.

Y es que el niño con autismo es como el mar, azul claro cuando está tranquilo y cuando oscurece es porque están irritados y vulnerables por los diferentes estímulos del ambiente”. De allí, el por qué del color.

 

(Fuente: www.rosario.gov.ar http://www.dia-de.com)

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: