Piden a la FANB garantizar regreso del orden democrático

El Frente Insitucional Militar hizo un llamado a la unidad venezolana para restablecer la democracia y la libertad

 El Frente Institucional Militar, integrado por más de 200 oficiales retirados, llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a garantizar el restablecimiento del orden democrático y las libertades en el país.“Las actuaciones trianguladas de los poderes Ejecutivo, Judicial y Electoral, con el avieso propósito de anular las acciones legales de los representantes del pueblo que conforman la soberana Asamblea Nacional, evidenciaron que el régimen de Nicolás Maduro ha decidido definitivamente tomar la ruta de la dictadura”, expresa la organización de militares retirados en un comunicado.

Exigieron a las fuerzas armadas y a Venezuela que tomaran las medidas necesarias para restablecer el hilo constitucional: “Todo país democrático y su Fuerza Armada Nacional, en particular, están obligados a tomar las medidas que estimen necesarias y convenientes para restablecer el orden constitucional conculcado a través de unas sentencias aberrantes e inconstitucionales de un espurio Tribunal Supremo de Justicia”.

Los firmantes citaron los artículos N° 199; 200 y 201 de la Constitución como base legal del desacato a esta, a la vez que hicieron un llamado “a la unidad de todos los venezolanos para restablecer la democracia y la libertad en nuestra patria”.

Acá el comunicado completo:

COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA NACIONAL

EL FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR EXHORTA A LA CIUDADANÍA EN GENERAL  Y A LA FUERZA ARMADA NACIONAL EN PARTICULAR A RESTABLECER LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD EN NUESTRA PATRIA

Nosotros, los abajo firmantes, militares integrantes del Frente Institucional Militar (FIM), como frente de opinión y legitimados ante el país a través de nuestras acciones y desempeño a lo largo de 17 años, dedicados a defender la institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional, nuestra independencia e integridad territorial y el estricto cumplimiento de la Constitución Nacional y leyes de la República, nos dirigimos a la opinión pública nacional, incluidos los miembros activos de la Fuerza Amada Nacional, en razón a las últimas sentencias inconstitucionales dictadas por el Tribunal Supremo, mediante la cual se confiere poder total al Presidente de la República para accionar sin ningún tipo de control, y utilizando toda la legislación penal vigente, con la intención de eliminar todo tipo de protesta y manifestación popular y de  anular la capacidad de legislar y actuar de la Asamblea Nacional,violentando los principios DEMOCRÁTICOS que nos rigen como Estado, atropellando el sagrado derecho a la LIBERTAD ciudadana y contraviniendo la POTESTAD DEPUEBLO, máximo y original poder de un Estadoque eligió diputados  para que accionaran de acuerdo con las atribuciones y funciones que le son inherentes según nuestra Constitución Nacional y con la protección y condiciones  que rezan en sus siguientes artículos:

Artículo 199: Los diputados y diputadas a la Asamblea Nacional no son responsables por votos y opiniones emitidos en el ejercicio de sus funciones. SOLO RESPONDERÁN ANTE LOS ELECTORES Y ELECTORAS Y EL CUERPO LEGISLATIVO de acuerdo con la Constitución y los Reglamentos.

Artículo 200: Los diputados y diputadas a la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato…..

Sus funciones las establece la constitución y las ejercen por mandato de EL PUEBLO, no son los otros poderes los calificados para decir que no las cumplen según lo establece el art. 201, en todo caso son solo los electores y las electoras, según el artículo 197 de la Constitución,  quienes pueden revocarlos.

Artículo 201: Los diputados y diputadas son representantes del PUEBLO y de los Estados en su conjunto, NO SUJETOS A MANDATOS NI INSTRUCCIONES, sino SOLO a su conciencia.

En consecuencia, si los miembros de los poderes ejecutivo o judicial están convencidos que  no cumplen con las funciones atribuidas en la Carta Magna, deben, de acuerdo a lo establecido en su artículo 197, someterlos a un referendo revocatorio, para que EL PUEBLO, MANDATARIO ORIGINAL QUE LOS ELIGIÓ y único poder con autoridad para revocar su mandato, proceda en consecuencia. No pueden los miembros de otros poderes atribuirse representación que no le ha sido conferida ,ni por ninguno de los artículos o disposiciones de la Carta Magna, para anular decisiones que fueron tomadas por los electores  en elecciones universales, secretas  y directas organizadas, dirigidas, supervisadas y totalizadas por el Estado.

Por otra parte no está contemplado en la Constitución Nacional que el Tribunal Supremo de Justicia pueda atribuirse otras funciones que no sean las enumeradas en los artículos 262 al 266 y el 336 dela Constitución, ni en ninguno de los otros títulos de la misma, ni puede arrogarse funciones de la Asamblea Nacional que por definición y ley son prerrogativas de ésta. Por ejemplo, el país está esperando que el ejecutivo le presente cuentas de su gestión a través de sus representantes, el Tribunal Supremo ni lo representa ni fue elegido por el pueblo.

Las actuaciones trianguladas entre los poderes ejecutivo, judicial y electoral, con el avieso propósito de anular las acciones legales de los representantes del pueblo, democrática y legítimamente electos que conforman el cuerpo legislativo de la soberana Asamblea Nacional, al margen de lo establecido en nuestra Carta Magna, evidenciaron que el régimen de Nicolás Maduro ha decidido definitivamente tomar la ruta de la dictadura, motivo por el cual todo país democrático y su Fuerza Armada Nacional en particular, están obligados a asumir las medidas que estimen necesarias y convenientes para restablecer el orden constitucional conculcado a través de unas sentencias aberrantes e inconstitucionales de un espurio Tribunal Supremo de Justicia, según dictamina el artículo 333 de la Constitución de la República, así como  desconocer al régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos (artículo 350).

Hacemos un llamado a la unidad de todos los venezolanos para restablecer la DEMOCRACIA  Y LA LIBERTAD en nuestra patria.

“El ser más despreciable del mundo es aquel que traiciona su patria y si es militar que juro defenderla hasta con la vida, es doblemente despreciable”..

General Charles de Gaulle

Caracas, 30 de marzo de 2017

Fuente: el-nacional.com

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: