El lagarto que ocultaba 14 especies diferentes

El reptil Pristurus rupestris rupestris es un pequeño lagarto que pasa los días bajo el Sol (así regula su temperatura) de las montañas de los Hajar, en la península arábiga, y que se comunica con movimientos con la cola, reseña El País de España.

Hasta ahora, se creía que ese animal correspondía a una única subespecie de geco, pero los científicos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) de Barcelona han estudiado su ADN y han descubierto que en realidad se divide en 14 especies diferentes, algunas endémicas de la región. Esa diversidad no había sido descrita hasta entonces porque se trata de un caso de especies crípticas, es decir, aquellas morfológicamente muy similares y que no se pueden diferenciar a simple vista.

El descubrimiento, que ha sido publicado en la revista Journal of Biogeography, supone un reto para las políticas de conservación de especies, según explica Salvador Carranza, líder del estudio.

“Antes estudiábamos lo que se creía que era una especie común y ampliamente distribuida, pero ahora sabemos que algunas de las 14 diversidades tienen una distribución muy limitada, por lo que pueden estar en riesgo de extinción”, afirma Carranza.

El equipo del IBE trabaja en la región desde 2005 y ya había encontrado especies crípticas, pero no con tanta variedad.

En el caso del Pristurus rupestris rupestris, el estudio demuestra que la diversificación comenzó hace aproximadamente 15 millones de años y se aceleró durante los últimos cinco millones de años, cuando las montañas se elevaron entre 200 y 500 metros y separaron varias poblaciones en diferentes subgrupos. Al separarse, estos subgrupos evolucionaron de manera independiente conservando su aspecto externo.

Comenta en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: